ENTREVISTA: “El Feminicidio y el Criadazgo desnuda la crueldad y la negación en la sociedad”

Ruben Cáceres
By Ruben Cáceres enero 28, 2016 19:17

ENTREVISTA: “El Feminicidio y el Criadazgo desnuda la crueldad y la negación en la sociedad”

Para Agustín Barúa, un profesional paraguayo reconocido en el campo de la Psiquiatría y la Psicologia Comunitaria en el Paraguay, además activista social se debe identificar las caracteristicas de la sociedad paraguaya para adentrase en un análisis tanto del criadazgo como del feminicidio. En una breve entrevista con RTV expuso reflexiones sobre los dos “fenómenos” que se presentaron en el mundo de las noticias: “La criadita” asesinada y el presunto “feminicidio” que sufrió una mujer, con rasgos de excesivo ensañamiento.

RTV no quiso seguir el modelo de los medios comerciales que hacen salsa de tomate con tal de estar líderes del ratting. Por ello quiso escarbar a fondo y para ello acudió a Agustín Barúa planteándole dos cuestiones: el criadazgo y el feminicidio, a qué cuestión común responde el trato degradante que se dan en ambos casos.

CRIADAZGO EN EL PARAGUAY

Agustín reflexiona que existen tres carácterísticas de la sociedad paraguaya.

1- La crueldad: La crueldad abierta, aleccionadora, impune que la vemos en muchos lados.

2- La Negación Social: La dificultad de esta sociedad para reconocerse.

3- La desnudez: los hechos son tan evidentes que la realidad.

“Estas dos características ya estaban presentes en nuestro pasado reciente, el contexto stronista. Lo que se agrega ahora es una tercera característica que lo que se desnuda, lo que implica que estamos “menos ocultos” y podemos ir preguntándonos “qué nos pasa”. Esto entra en tensión con las dos primeras características, ya que somos las dos cosas y encima estamos mas desnudos. En ese sentido se da la disputa”.

FEMINICIDIO: “¿QUE NOS PASA A LOS VARONES QUE NO ESTAMOS ESCUCHANDO A LAS MUJERES?”

El feminicidio es comprendido como los asesinatos de mujeres como la cúspide de una pirámide basada en el maltrato, la coerción y la intimidación. Sobre el punto nuestro invitado manifiesta:

Sobre la idea de feminicidio sería interesante escuchar a las compañeras feministas, que vienen instalando el debate del feminicidio. Señalando que los homicidios con el agregado de el odio a las mujeres y la legitimidad de la supuesta superioridad de los varones sobre las mujeres es un hecho final de una cadena de violencias que no estamos logrado parar, sino al contrario. Es legítimo preguntando entre varones, qué nos pasa, no estamos pudiendo escuchar este pedido de las mujeres que se resiste y las resistencias podemos verlas en muchos sentidos, desde el chiste machista pasando por el acoso callejero hasta el feminicidio brutal.

Consultado sobre qué hacer reflexiona que hay un espectro de necesidades de diálogo, escucha, propuestas que involucra a diversos actores. Todos deben ser escuchados y escucharse para ir construyendo una alianza social en torno a esta problemática

“Es un problema civilizatorio… Se tiene que discutir políticas públicas estatales, medios de comunicación, aparatos ideológicos como la Iglesia, habría que detenerse mas para tener más voces”

PROFUNDIZANDO.

A continuación transcribimos lo que Agustín Barúa había escrito en torno al tema del cual reflexiona:
“Con una golpiza matan a una muchacha de 14 años en Vaquería. Inmediatamente, otra mujer es masacrada en Presidente Hayes.

Y ya, muchísimo de:
… “¿Rama de guayaba o no?”, “Las drogas tienen la culpa”, “Dicen que eran amantes con el militar”, ese deleite detectivesco.
… “Algo habrá hecho”, ostentación de una frialdad y complicidad machista criminal.
…. ”Antes no era así”, la nostalgia stronista con odio del hoy, atestada de órdenes y silencios.
Y por último:
… “Nadie sabe lo que en realidad pasó ¿Para qué se entrometen?”, que es la que me protege del espejo,
espejo que me recuerda
mi niñez con criaditas donde “eso” siempre fue “normal”;
mi amar -repleto de miedo y enojo- para ellas “Mías”,
una y otra y únicamente “Mías”.

Pero
el “haraganes” a las comunidades campesinas,
el “prohibido” a los sindicatos,
”el “sucios” a los pueblos originarios,
el “putas” a las mujeres de todas las clases,
el “paguen su cuota y nunca piensen” a estudiantes,
el “salgan” a los barrios bañadenses,
también ponen espejo:
reflejando una sociedad descuartizadora
todos los días,
invisiblemente.

Agradecemos la predisposición de Agustín para brindarnos un pequeño espacio de tiempo para compartir y escarbar profundo sobre estas problemáticas más allá de las crónicas amarillistas que generan. Nuestro compromiso como comunicadores está en abrir el debate sobre esta problemática.

Ruben Cáceres
By Ruben Cáceres enero 28, 2016 19:17

Escucha la Radio en Vivo

Síguenos!