OPINIÓN: Organizaciones ciudadanas aprenden que no deben auspiciar a la Prensa Mercenaria

Ruben Cáceres
By Ruben Cáceres Abril 7, 2016 20:18

OPINIÓN: Organizaciones ciudadanas aprenden que no deben auspiciar a la Prensa Mercenaria

El día de hoy se ha visto la fuerza de la organización de las Cooperativas y la capacidad operacional que tiene la alianza con sectores de la clase trabajadora, como ser los trabajadores rurales llamados también campesinos por el común de las personas. Esta alianza molesta, no solamente al Partido Gobernante, sino en términos clasistas, a los grupos que hegemonizan el poder económico en el Paraguay.

En ese sentido, los propietarios de medios de comunicación (en una gran mayoría, salvo excepciones muy honrosas) actúan inclusive en común acuerdo con su competidor más directo, nada más y nada menos que el Presidente de la República Horacio Cártes, dueño del Holding de medios más grande del Paraguay. Esto lo hacen sin tomar en cuenta que el apoyo actual a nivel mediático, supone una acumulación exagerada de poder político y económico que no hace sino socavar la democracia y los principios de libre mercado y competencia que los mismos dicen pregonar en nombre del Capitalismo y el liberalismo.

Estos son los hechos que delatan tal apoyo a su “verdugo”:

1- El gran espacio cedido al Ministro del Interior para denostar y provocar a los manifestantes, en lugar de buscar un acuerdo y un diálogo político. Ese mismo guión lo repitió en radio, televisión y medios escritos dandosele todo el tiempo necesario para repetir el mismo discurso de casi la misma duración. En cambio a la hora de dar oportunidad de desmentido a las organizaciones sociales, estas aparecían menos tiempo de “aire” y en el caso de algunos líderes sociales que salían en Televisión, se los colocaba en “picture in picture”, es decir a dos cuadros, donde el otro cuadro de imagen mostraba a molestos conductores denostando contra manifestantes por el bloqueo de accesos capitalinos.

2- La campaña iniciada a través de determinados periodistas donde comenzaron a acusar a los cooperativistas de actuar como una mafia y de en esta ocasión, utilizar a los campesinos como fuerza de choque y financiarle su logística para su “aventura de marchar por Asunción”.

3- Estos medios obligaron a sus cronistas a preguntar una y otra vez cuestiones relativas a la supuesta afrenta a “derecho de terceros, cierre de rutas”. Una conocida conductora de noticieron de Mediodía, quién cumplía también “sueños” de gente pobre, quién en cierta etapa de su vida ejerció el cantante, llamaba a la intervención violenta contra los “marchantes” por parte de los Policías antidisturbios y exigiendo la intervención fiscal para el despeje de las vías aludiendo también el tema de derechos de terceros (por cierto es rubia y o de pelo teñido de rubio y es esposa de otro periodista conocido).

4- El incesante pedido de aplicación de la Ley del Marchodromo, pero no hablan siquiera de cómo afecta el IVA a los socios de Cooperativas ni cómo beneficiaría en la lucha contra la pobreza la Condonación de las deudas de pequeños productores y la Ley del Fortalecimiento de la Agricultura Familiar Campesina.

4- Se ninguneó mediáticamente la fuerza de la movilización de todos estos días. Eso sí, daban destaque a las frases de los personeros del Gobierno quienes daban número muy por debajo de las personas que realmente se encontraban marchando por las calles. Hoy, jueves 7 de marzo, dijeron que eran 4 mil personas, cuando que los medios alternativos que estuvimos allí pudimos constatar las más de 20 cuadras de personas que de manera apretada marchaban por las calzadas del microcentro de Asunción. Los organizadores hablan de 70 mil personas, yo diría que no está muy alejado de la verdad por lo que pudimos constatar.

Diferencias abismales entre Medios Ciudadanos y Empresariales.

Reiteramos, salvo honrosas excepciones entre empresarios y colegas periodistas, nos animamos a establecer algunas diferencias que parten en principio por la propiedad de los medios de producción de contenidos informativos.

Los medios empresariales son propiedad de un capitalista. El capitalista se mueve en torno a intereses basados en el lucro y la generación de ganancias. Estas ganancias no necesariamente deben ser para el medio en sí, sino para publicitar sus otras inversiones o generar opiniones favorables en torno a políticas de Estado que le favorecen, destruir a la competencia, tanto económica como de clase (obreros, campesinos, indígenas, intelectuales críticos, etc.)

Nosotros los medios de comunicación ciudadanos y o comunitarios no nos movemos con el afán de lucro. Muchos tan solo aspiramos a vivir dignamente con lo justo, al menos con el aspecto económico que cubra nuestra “existencia animal”, al decir de un filósofo del liberalismo económico.

La lealtad de los medios empresariales se basa en el dinero, la lealtad de los medios alternativos en principios y valores humanistas.

Los medios alternativos pretendemos ser el espacio de creación libre y sin ataduras. Queremos el desarrollo integral de la persona, el justo desarrollo de los pueblos. Los principios que nos mueven justicial, libertad, solidaridad, reciprocidad.

Sin dinero no hay lealtad en los medios empresariales, en los medios alternativos sin dinero se cubren las noticias, se opina, se difunde de igual manera como sea. El dinero para los medios alternativos es un medio para, no un fin en sí. El trabajo se hace muchas veces sin dinero.

Y nos da rabia cuando precisamente sean los medios empreariales donde se destinen miles de millones de guaraníes de las organizaciones cooperativas, ONGs o inclusive el Gobierno en entidades que solamente destinan a manipular la opinión pública en torno al mejor postor. Ese dinero es del pueblo trabajador que aporta su dinero de manera solidaria.

Nos duele la persecusión sobre las radios comunitarias, con leyes que prohíben la publicidad en ellas. Pero no prohíbe al Estado publicitar en los medios del propio Presidente de la República, a pesar del conflicto de intereses.

Antes los medios de comunicación empresariales alababan a las Cooperativas, porque estaban solas y no se mezclaban con otros sectores de trabajadores. Hoy se manifiestan y colaboran en la movilización ciudadana.

Entonces los Cooperativistas hoy son mafiosos, porque financian a los “Terroristas” campesinos. Entonces piden aplicar “Ley del Marchodromo” y piden que estos “haraganes” dejen “trabajar a los ciudadanos y ciudadanas”.

Supongo que las autoridades de las Cooperativas sabrán que no se debe financiar ni auspiciar a Medios y Periodistas Mercenarios. Un grave pecado contra la historia de la lucha de las Cooperativas cometerán de seguir alimentando a este monstruo social.

Por cualquier cosa, quienes somos y donde estamos los alternativos?: fácil, estaremos en las calles, a su lado. No tendremos tarjetas de presentación, coches de lujo, equipos con transmisión por microondas (aunque soñamos con ello). Estaremos con celulares, filmadoras, alguna notebook y una sonrisa de compañeros, compañeras.

Los medios alternativos estamos con el pueblo, porque somos el Pueblo trabajador, no como el borracho que dice “Trabajar” de Presidente de la República.

 

 

Ruben Cáceres
By Ruben Cáceres Abril 7, 2016 20:18

Escucha la Radio en Vivo

Síguenos!