Caso Curuguaty, marcha y fallo judicial

Gabriel Fernández
By Gabriel Fernández julio 11, 2016 12:54

Caso Curuguaty, marcha y fallo judicial

Con una marcha de distintas organizaciones sociales que inició desde la Plaza Italia, recorriendo el microcentro capitalino con destino hasta el Palacio de Justicia donde familiares y activistas por los Derechos Humanos están encadenados a la espera de la lectura de la sentencia de parte del Tribunal integrado por Ramón Trinidad Zelaya, Samuel Silvero y Benito González, que se dará a  las 13:00 hs, a los once campesinos acusados por la llamada matanza de Curuguaty, sucedido el 15 de junio de 2.012. En aquella oportunidad murieron 11 campesinos y 6 policías, la fiscalía investigó solamente la muerte de los policías, no de los campesinos.

En la mañana de 15 de junio más de 300 efectivos policiales ingresaron a Marina Kué, Curuguaty para desalojar a un grupo de alrededor de 60 campesinos que habían ocupado el lugar hacía poco más de un mes. La orden judicial, sin embargo, indicaba que los agentes debían hacer un allanamiento.

Los labriegos estaban seguros que dos mil hectáreas de las tierras de Marina kué eran del Estado, pues en 1967 la empresa La Industrial Paraguaya S. A. donó las tierras a la Marina paraguaya –de allí el nombre Marina Kué, y posteriormente en el 2004, fueron declaradas de interés social para la reforma agraria.

Campos Morombi, fue usurpado y apropiado por el finado político y empresario Colorado Blas N Riquelme, bajo la figura de usucapión, con lo cual buscó desalojar a los campesinos del lugar, mediante una orden del juez José Benítez.

Mientras la justicia paraguaya esta por sentenciar a los labriegos la tierra actualmente está en litigio de parte del Estado para recuperar la propiedad. A pocos minutos de conocerse la sentencia la ciudadanía y distintas organizaciones sociales se van sumando frente al Palacio de Justicia para pedir libertad y absolución a los campesinos.

Gabriel Fernández
By Gabriel Fernández julio 11, 2016 12:54

Escucha la Radio en Vivo

Síguenos!